Adquieren conocimientos para consolidar educación inclusiva

#

Cerca de cien maestras y maestros de Unidades de Servicio de Apoyo a la Educación Regular (Usaer) y de Centros de Atención Múltiple (CAM), se profesionalizaron para atender a estudiantes con autismo, así como discapacidad visual, auditiva y del habla, con lo que la Secretaría de Educación (Segey) refuerza estrategias de apoyo al aprendizaje de niñas, niños y jóvenes.

Teniendo como sede el Centro de Recursos e Información para la Integración Educativa (CRIE), el director de Educación Especial, Jesús Valencia Mena, resaltó el interés en los seminarios emanados del plan de trabajo que impulsa el Gobernador Mauricio Vila Dosal, en respaldo a la preparación académica del magisterio.
“Ustedes forman ese capital humano necesario para avanzar; nunca está de más una capacitación y ustedes lo saben, el nivel de Educación Especial tiene que ser un referente y en esa encomienda vamos a continuar apoyándolos con este tipo de actividades”, enfatizó al entregar diplomas correspondientes al taller sobre discapacidad visual.
En este sentido, la coordinadora del proyecto del área laboral de los CAM, Imelia Hernández Payán, indicó que uno de los cursos impartidos, el de lengua de señas mexicana, tiene posibilidades de alcanzar el nivel de certificación por la competencia de las y los asistentes.
“Una de las características para acudir a estos cursos es que los participantes tuvieran niños con esta situación, para que teoría y práctica se puedan conjugar y así las y los maestros puedan elaborar materiales y estrategias que atiendan la necesidad de sus alumnos”, dijo.
En lo que respecta dicho adiestramiento, este corrió a cargo de Daniel Alcalá Ruedas y Gabriela Valls Ortiz, ambos reconocidos intérpretes y quienes valoraron el nivel de aprendizaje de 25 profesoras y profesores, abriendo la posibilidad de elevar el grado y aspirar a la certificación.
En cuanto a discapacidad visual, la maestra Laura Rivero Valencia encabezó las actividades de las 33 personas participantes, quienes aprendieron a elaborar material para poder mejorar la comunicación con el alumnado que presenta esta condición.
El taller para atender a niñas y niños con trastorno del espectro autista, hiperactividad y dificultades severas de aprendizaje y comunicación, fue impartido por Sandra Erosa Espinoza y contó con la intervención de 33 docentes.

Compartir.