Golean a las Chivas en Pachuca

#

Guadalajara, México (febrero 2019).- Con tintes de revancha

Hace 14 años el Guadalajara humilló 4-0 a Boca Juniors y en aquel equipo xeneize, Martín Palermo vivió una de sus noches más tristes frente al Rebaño.

Ahora, en su rol de técnico del Pachuca, el argentino enfrentó a un Rebaño totalmente distinto, sin la camiseta rojiblanca y al que pudo neutralizar con sus Tuzos, con un estilo de juego amplio y al contragolpe, para derrotarles 3-1 en el Estadio Hidalgo.

Las Chivas de José Saturnino Cardozo sólo habían recibido 4 goles en siete fechas, pero anoche entre Ismael Sosa, al minuto 15; Víctor Guzmán, al 48' y Leonardo Ulloa al 80', doblegaron a una defensa tapatía que antes había sido sobria y segura.

Raúl Gudiño se vio incluso titubeante en el segundo tanto hidalguense, cuando escupió un disparo de Sosa y al que el "Pocho" le contrarremató para el 2-1.

Isaac Brizuela había empatado el juego al minuto 18 y se había mostrado como el mejor jugador del chiverío en la cancha.

Sin embargo, también el "Conejo" fue uno de los jugadores más castigados por las faltas de los rivales.

La dinámica con la que comenzó el partido y que mostró opciones de ida y vuelta, para el segundo tiempo fue menos, al mostrarse un mejor manejo del balón y de la cancha por parte de los locales.

Al 73', el chileno Víctor Dávila tuvo una opción clara en contra golpe, cuando quedó de frente y con la portería sola, pero mandó el balón a las tribunas.

El ex rojiblanco Raúl López fue uno de los rivales que poco pudieron controlar los rojiblancos.

El "Dedos" desbordó una y otra vez a Miguel Ponce y al 80' tuvo la claridad para avanzar por la banda y meter un servicio preciso al área chica para que Ulloa con la cabeza, dejara sin oportunidad a Gudiño.

Con la derrota, la segunda que sufren en el año, los rojiblancos se quedaron con 14 puntos, pero ya se vieron alcanzados por los Tuzos de Palermo, quien salió sonriente del estadio, por cobrarse en parte una vieja deuda, pero también por tener a su equipo con cinco fechas sin perder y ya en zona de Liguilla.

Para el Rebaño el panorama se torna complejo, porque ahora recibirá a los Rayados en la próxima jornada.

Fuente: Cancha

Compartir.