La gente jugaba, reía y se mojaba con gasolina antes de la explosión

#

Joselyn Sánchez contó que en su vida ha visto a muchas personas calcinadas, pues en Hidalgo son comunes los casos de fugas e incendios de tomas clandestinas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la reportera del diario AM Hidalgo, relató los pormenores de la explosión de una toma clandestina que dejó a varias personas lesionadas en Tlahuelilpan, de la cual fue testigo.

Su video, que circuló rápidamente en redes sociales, fue el primer testimonio de una tragedia, acaso la primera en México de 2019.

Colecta de huachicol, entre risas y juegos

Durante la tarde de este viernes, Sánchez recibió un reporte por parte de un amigo, quien le comentó que había pobladores de Teltipán de Juárez, municipio aledaño a Tlahuelilpan, colectando combustible de una fuga en bidones, botellas y otros recipientes.

“Al principio se estaba tirando el hidrocarburo y se estaba almacenando en las zanjas”, dijo la reportera de 30 años, quien explicó que los pobladores comenzaron a llamar a más personas ante el descubrimiento.

“Alguien picó el ducto y empezó a salir un chorro, esa fuente, pues; se empezó a alzar”, comentó, señalando que a pesar de todo, siguieron arribando más personas al lugar, las cuales al parecer intentaron hacer más grande la lesión en el ducto, "picándolo" por segunda ocasión.

“Había muchas personas que se acercaban con garrafones, había mujeres, niños, adolescentes. De hecho, se acercaban a 'la fuente' hasta en camionetas para poder cargar. Y empezaron a jugar, a hacer borlote en donde estaba brotando el hidrocarburo; brincaban, se reían y echaban relajo. Se mojaban y les parecía gracioso, mucha gente se estaba mojando con la gasolina”, contó.

Cuando el aire se impregnó del olor a combustible, Joselyn se retiró del sitio para respirar aire puro, advirtiendo que en la parcela había mujeres vomitando por lo mismo.

El desastre

La mujer percibió que estaba comenzando a oscurecer y al sitio llegaron militares y elementos de la Policía Federal, por lo que decidió regresar al lugar de los hechos. En ese momento, Sánchez vio cómo se prendió la toma, liberando una llamarada que corrió de izquierda a derecha, alcanzando a los pobladores, quienes corrieron por la parcela envueltos en llamas.

“Los primeros en llegar fueron los bomberos y Protección Civil de Tlahuelilpan”, dijo Joselyn, recordando que, debido al incendio, los pobladores habían quedado con machas negras en la piel.

“¿Has visto el 'mal del pinto'? ¿Vitiligo? Así, motas negras en los cuerpos; en la cara, en los brazos, en las piernas, muchos ya no llevaban ropa. Se alcanzaba a ver la piel, en algunas partes, más blanca y roja, y en otras partes negra, como si fueran manchas”, detalló a EL UNIVERSAL, diciendo que tras la explosión las autoridades no la dejaron acercarse más al lugar del incendio.

A pregunta expresa, la mujer señaló que había visto personas fumando cerca del área, sin ningún tipo de precaución.

“Algunas personas comentaban que habían sido los propios militares los que habían provocado el incendio, porque fue, casi enseguida que ellos se meten, que se prende la toma”, expresó, asegurando que no hay una versión oficial acerca del origen del incendio.

Ante lo ocurrido, el presidente Andrés Manuel López Obrador escribió que lamentaba la situación padecida en el municipio hidalguense. “Di instrucciones para que se controle el fuego y se atienda a las víctimas”, publicó en redes sociales.

El gobernador del estado, Omar Fayad, dio instrucciones a corporaciones de diferentes municipios y del gobierno estatal para que se atendiera a las personas lesionadas por la explosión.

Fuente: El Universal

Compartir.