La regla que tendrá que cambiar la NFL la próxima temporada

#

La NFL es una de las ligas más controversiales y todo porque al final de cada campaña siempre existen dudas acerca de jugadas cerradas, razón por la cual modifican las llamadas de forma muy regular y para no perder la costumbre, hay una regla que tendrá que cambiar la NFL la próxima temporada.

Se trata de las patadas durante el juego, tanto en las de despeje, el kickoff y las patadas cortas, las cuales han tenido muchos cambios a través de los años, sobre todo para proteger a los jugadores.

La NFL aprobó la regla luego de que información médica demostrara que las conmociones fueron cinco veces más comunes en patadas de salida durante el 2017 que en otras jugadas.

El problema se basa en que eso ha hecho que el partido se vuelva lento y sin tantas jugadas de sorpresa como antes.

Las conmociones en patadas de salida de hecho disminuyeron un 20% del 2016 al 2017, así que si con el cambio de regla se esperaba que en 2018 se redujera más, en caso de que no fuera así, existe la posibilidad de eliminar la patada y así salir directo de la propia yarda 25.

La eliminación de los kickoffs se pondrá a debate en la mesa este año, basado en los números de la última temporada.

A menos de que el pateador decida dejarla muy corta, no hay manera de que exista el regreso de patada ya que en la mayoría de las veces siempre sale del terreno.

Esa parte del partido se ha vuelto irrelevante y parece más por costumbre que para hacer el encuentro más llamativo, así que la NFL tendrá que tomar una decisión para cambiarla pronto.

Existen dos opciones, regresar a la patada desde la yarda 25 y así tener un mayor rango para que exista una oportunidad para el jugador que recibe de hacer una jugada, la otra opción se basa en eliminarla por completo y cada vez que haya una anotación, el otro equipo empiece desde su yarda 25.

El detalle es que para los aficionados esa opción suena bastante aburrido, ya que un regreso de patada siempre se jacta de ser espectacular.

Este cambio también afectó las patadas cortas, las cuales se han vuelto insatisfactorias para el equipo que patea.

En la temporada 2018-2019, se hicieron un total de 34 intentos de patadas cortas, de las cuales solo 3 fueron recuperadas por el equipo que lo intentó, creando un rating de éxito de tan solo 8%.

Todo porque ahora ya no se permiten las jugadas sorpresa o cargar a los jugadores de un solo lado, haciendo casi imposible la oportunidad de recuperar el balón en los últimos minutos del partido.

La regla se basa en que deben tener cinco jugadores en cada lado, dos dentro de los números, dos fuera y uno móvil.

El entrenador de los equipos especiales de los Broncos, Tom McMahon dijo que tener el balón de nuevo se ha hecho algo imposible y que cambió la forma en la que se maneja el reloj.

“Ya no puedo tener ningún movimiento. Entonces, sabes que te vas a quedar estancado, cinco por cinco. Todo está equilibrado. Y, no solo está equilibrado, deben estar a 1 yarda de distancia y no pueden moverse hasta que se patea“, dijo McMahon.

Parece que la NFL ya no quiere que se hagan jugadas sorpresa que cambien el rumbo del partido, pero sí quieren tener contentos a su aficionados deben empezar a pensar en cambiar este tipo de reglas.

Fuente: naciondeportes.com

Compartir.