Los expertos elevan su pronóstico de inflación en México para este año y lo reducen para 2018

Por / hace 2 mess
#

La inflación en México está lejos de sus máximos históricos, a finales de la década de los ochenta, cuando los precios subían a triple dígito de un año para otro. Esos tiempos han quedado atrás: una de las virtudes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) fue sincronizar los ciclos económicos –crecimiento e inflación– entre México, Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, 2017 va camino de convertirse en el año más inflacionista de los últimos 16: si se cumplen las previsiones de una treintena de grupos de análisis y consultoría económica recabadas por el Banco de México, el país latinoamericano cerrará este ejercicio con un aumento del 6,24% en el índice general de precios, casi dos décimas más que lo que esperaban un mes antes. Mejores conclusiones arroja el pronóstico para el año que viene, cuando la inflación debería rondar el 3,85%, cinco décimas menos que en la previsión anterior.

En paralelo al aumento de la inflación y en línea con las últimas previsiones del instituto emisor mexicano, los analistas también esperan un mayor crecimiento económico este año y el próximo. Para el cierre de 2017, los expertos pronostican ahora que la segunda mayor economía de América Latina se expanda casi un 2,2%, casi dos décimas más de lo que preveían hace un mes. El año que viene, la revisión al alza es mucho más moderada –de apenas tres centésimas–, pero el ritmo de crecimiento rozará el 2,3%. Ambas cifras se encuentran en la parte alta del rango recién actualizado por el Banco de México.

La seguridad, principal motivo de zozobra

Casi una de cada cinco casas de análisis consultadas por el banco central mexicano ve en la inseguridad pública el mayor obstáculo para el crecimiento económico en México, el doble que en el mismo mes del año pasado. Las estadísticas respaldan su opinión: a pesar del aumento del 700% en la inversión pública en seguridad desde 2012, en los últimos meses el número de asesinatos ha roto todos los récords de los útlimos 20 años, desde cuando las autoridades agregan los datos de todo el país. Y aunque el sector turístico, el que más debería sufrir el temor, no solo no se ha visto salpicado sino que luce unas cifras envidiables para otros países del entorno, los expertos temen que empiece a pasar mella a la economía mexicana.

La incertidumbre política interna se situó en agosto, a ojos de los analistas, como el segundo mayor motivo de preocupación para el crecimiento. Aunque perdió algo de fuelle frente al mes anterior, cuando el 16% de los consultados la situaron como la principal barrera para el crecimiento, la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia en las elecciones de julio del año que viene sigue inquietando a muchos economistas. La crisis petrolera que sacude México (11%), las presiones inflacionistas (10%) y la inestabilidad política internacional completan el repóker de preocupaciones.

Fuente: El País.